Como descargar ?

Como descargar ?

Buscador CD´s

[ Translate ]

Suscribirte por E-mail:

.:Ciudad de Cuervos:. Radio ON-Line

domingo, 21 de octubre de 2012

Eskorbuto - Ensayos 1982





Ellos fueron tormenta. Su niñez, el refractario para su último viaje; un trecho hacia el lugar amargo para el cristiano; y, para ellos, las situación de dulzura, un lugar dónde hacer descanso para el atormentado existir. La historia fue escrita a lo largo de un camino que duró 11 años, un camino recorrido abordo de un tren con destino al infierno. Con “Ensayos 82” comenzarían su viaje… con “Demasiados Enemigos” aceptarían su destino, llegarían a la estación deseada. Y desde ahí nos siguen viendo, desde ese lugar continúan llamando nuestra atención, molestándonos, gritándonos y apagando sus cigarros en nuestros pies; y, al momento de mirar el suelo, ellos lanzarán su lapidaría pregunta: ¿Dónde está el porvenir que dejaron nuestros viejos?

Quizás, de haberlo sabido no habrían muerto tan jóvenes. 

Ante Eskorbuto nos encontramos con un producto netamente moderno, Eskorbuto no podría ser de alguna otra manera. Era una manufactura pura de la Margen Izquierda española posfranquista, eran tan incivilizados que no mentían, tan obscuros e incomprensibles como la más dolorosa de las partidas, eran místicos, eran perderse en la obscuridad intensa; un trío burdo que no sabía actuar sino por medio de la violencia. Aceptaban su destino, su modernidad, su salvajismo. Por ello eran tachados de valientes; por ello eran tan temidos por todos los demás… hasta la fecha, el grupo más temido de la España Radical. 


He visto morir, he visto morir;
vi al asesino correr,
vi al asesino escapar.

He visto violar, he visto violar,
y seguro que a su hombre
nunca se lo hizo mejor.

He tomado pastillas,
he afeado mi cuerpo; 
pero no quiero cambiar.

Tengo heridas sin cicatrizar
de las últimas peleas,
algunas veces vomito sangre;
pero no quiero cambiar.

-Señores viajeros, próximo tren con destino al infierno
va efectuar su salida ¡¡¡



Les faltó tiempo para vivir... les restó mucho para existir. Trascendieron a todos los otros; eran tres espíritus condenados desde la fecundación. Uno de ellos era la roca que se levanta miles de metros al cielo, inamovible, callada y rígida, un muro que nadie pudo tirar, y como si fueran baquetas hechas de hormigón marcó el corte militarista del grupo. Uno más seria el viento, caprichoso y sin rumbo, era un vago, un viento que roba amores y que con cada uno de ellos hace latir la pasión, y como el viento apasionado que se lanza fuertemente a nosotros él era la parte más rápida y vertiginosa del grupo, él manejaba la plumilla y con ella el vitalismo que rugía de las cuerdas vandálicas de una guitarra con un moño negro a su costado (él lo sabía, sabía que sería el primero en irse). Había dureza, también había pasión, sólo faltaba un elemento dramático para que esto fuera la tragedia perfecta, faltaba el cerebro… pero no cualquier mente, sino una privilegiada que fuera capaz de racionalizar hasta la misma muerte. Ella se formó cerca de los cementerios, ahí jugaba -como ella lo dijo- con los huesos desde su niñez, desde sus primeros años la muerte le rondó como compañera inseparable… quizás por ello hablaba tanto de ella, escribía tanto sobre ella, le cantaba como rogando su permanente presencia; él no escuchaba música pero era el más “leído” del grupo, él… el bajista. 

Cuando murieron todo acalló, era ese gran silencio necesario después de que ellos habían hecho ya todo lo que se podría hacer. Lo que ahora hay son malas copias de lo que Eskorbuto logró; el grupo que reinventó el Punk para un idioma castellano, el grupo más místico de toda España. 



Similar a:
Sex Pistols / CRASS / RIP





PASS: UD



"Hijos de la gran puta que lucran con trabajo ajeno; sus corbatas, trajes y vientres comprados no los salvarán. Si no os mata el cáncer, yo aplicaré Eskorbuto" 

Eskorbuto, 1981-1992